recetas de tapas buenas para tomar con una cerveza

Si charlamos de gastronomía habitual de españa, hay algo que no puede faltar: las tapas. Y sucede que, en este país, no se interpreta la iniciativa de tomar un refresco, cerveza o vino sin acompañarle de un óptimo bocado para llevarse a la boca. En verdad, lo afirma hasta la RAE. Para ella, la tapa es cualquier una parte de alimento sólido con la capacidad de acompañar a una bebida.

Muchos son los nombres que tenemos la posibilidad de emplear para referirnos a ellos dependiendo de la región geográfica donde estamos. De este modo, en el País Vasco, por servirnos de un ejemplo, son conocidos como poteos, al paso que en Aragón y Navarra se conocen como alifares.

Características de la cerveza

Aparte de ser refrescante y exquisita, y de ser útil para sacar la sed, la cerveza muestra muchas características atrayentes para la salud (insistimos: siempre y en todo momento tomándola con moderación). Por una parte, tiene dentro antioxidantes, que asisten a frenar el envejecimiento celular. Por otra parte, es rica en vitaminas, en especial del conjunto B, buenísima para sostener fuerte el sistema inquieto. Es riquísima en minerales que asisten a prosperar la consistencia de los huesos y impedir la osteoporosis, como el magnesio, el silicio o el fósforo, y además de esto tiene un efecto diurético merced a su contenido de potasio.

Generalmente, la cerveza se clasifica según la fermentación de la levadura que tiene dentro, y acostumbran a dividirse en lager y ale, los primordiales tipos. Pero además de esto hallará muchas otras variedades, como las sin (que acostumbran a contener bajos escenarios de alcohol), las 0,0% (que no tienen alcohol), o las variedades con frutas. No se acostumbra combinar, salvo si es con limón (famosa como lejía o clara con limón), o con gaseosa (que se frecuenta llamar clara).

Características de la cerveza

Aparte de ser refrescante y exquisita, y de ser útil para sacar la sed, la cerveza muestra muchas características atrayentes para la salud (insistimos: siempre y en todo momento tomándola con moderación). Por una parte, tiene dentro antioxidantes, que asisten a frenar el envejecimiento celular. Por otra parte, es rica en vitaminas, en especial del conjunto B, buenísima para sostener fuerte el sistema inquieto. Es riquísima en minerales que asisten a progresar la consistencia de los huesos y impedir la osteoporosis, como el magnesio, el silicio o el fósforo, y además de esto tiene un efecto diurético merced a su contenido de potasio.

Generalmente, la cerveza se clasifica según la fermentación de la levadura que tiene dentro, y acostumbran a dividirse en lager y ale, los primordiales tipos. Pero además de esto hallará muchas otras variedades, como las sin (que acostumbran a contener bajos escenarios de alcohol), las 0,0% (que no tienen alcohol), o las variedades con frutas. No se acostumbra combinar, salvo si es con limón (famosa como lejía o clara con limón), o con gaseosa (que se frecuenta llamar clara).

Deja un comentario