recetas de pollo asado al horno en cuartos cerveza

El pollo en la cerveza al horno pertence a las recetas mucho más simples que puedes elaborar para gozar de un jugoso plato de pollo en el hogar.

Esta es una receta clásico que se prepara con escasos elementos y que pasó de generación en generación transformándose en una receta de pollo en el horno indispensable para los fanáticos de la buena comida.

Preparación del Pollo asado al horno en la cerveza:

En una bandeja capaz para horno ponemos los trozos de pollo, salpimentados por los dos lados con la piel hacia arriba, espolvoreamos algo de , agregamos un óptimo chorro de aceite y la cerveza Ingresamos en el horno calentado anteriormente a 200º calor arriba y abajo y ponemos en el horno unos 20 – 25 minutos. Mientras que pelamos, lavamos las patatas y cortamos en los cubos. Pasado los 20 – 25 minutos sacamos la bandeja del horno y agregamos las patatas, ofrecemos la vuelta a los trozos de pollo. Volvemos a ingresar en el horno y ponemos en el horno de 45 minutos a una hora, es dependiente de cada horno. Pasado el tiempo, ofrecemos la vuelta al pollo, ponemos la opción de aire si la poseemos en el horno o ascendemos un tanto mucho más la temperatura y ponemos en el horno hasta el momento en que el pollo esté bien dorado.

¿Simple verdad?

Pechuga de pollo al horno con cerveza

Nuestra receta de cuartos de pollo al horno es simple de llevar a cabo, económica y seguramente va a ser un éxito con la familia. El pollo queda jugoso, tierno y prácticamente se cae del hueso. Estos cuartos de pollo se untan con un glaseado de miel y mostaza que se transforma en una exquisita salsa que se sirve sobre el pollo.

La salsa de miel y mostaza dulce y exquisita fue amoldada de nuestra receta de aletas de pavo. Le da al pollo un glaseado picante y pegajoso que hace de salsa. Es impecable servida sobre arroz o puré de patatas. Pruebe esta receta para una comida simple entre semana que gozará toda la familia.

Preparación del pollo al limón

  1. Comenzamos precalentando el horno a 200º C.
  2. Pelamos la cebolla y la cortamos. Apartamos los aros de cebolla y los ubicamos en una bandeja capaz para horno.

    barril cerveza

    Lavamos y partimos un limón. Cortamos una mitad y exprimimos el jugo de la otra mitad. Bañamos la cebolla con el jugo del medio limón.

  3. Ponemos los muslos de pollo sobre la cama de cebolla, el limón troceado, el tomillo fresco y los dientes de ajo partidos en el medio (no es requisito pelarlos).
  4. En un mortero picamos el romero seco y lo combinamos con medio vino blanco, los 50 ml. de aceite de oliva virgen plus, sal y pimienta. Removemos bien a fin de que se mezclen los elementos. Pincela la carne con la mezcla de romero y baña la bandeja con el resto.
  5. Ponemos en el horno con calor arriba y abajo, sin aire ardiente para no resecar el pollo. El tiempo aproximadamente de 40-45 minutos a 200º C en la bandeja del medio. Tenga precaución pues cada horno es un planeta y el de el puede requerir cambiar la temperatura. A lo largo del horneado vamos regando con la mitad que nos queda del vino blanco, a fin de que siempre y en todo momento tenga algo de líquido y no se quede seco.
  1. Lavamos bien las patatas y las cortamos en gajos sin mondar.
  2. Las pasamos a otra bandeja de horno y bañamos con los otros 50 ml de aceite. Espolvoreamos sal, pimienta y romero seco. Ponemos en el horno a lo largo de una hora a 200º C, les tenemos la posibilidad de meter 15 minutos antes de hornear el pollo, de esta forma después van a ser 45 minutos con el horneado de los muslos.
  3. Servimos el pollo acompañado de las patatas asadas y algo de ensalada de tomate, por poner un ejemplo.

Deja un comentario