recetas de muslos de pollo con cebolla manzana y cerveza

El día de hoy volvemos con un tradicional. La realidad, es que jamás he probado 2 platos iguales de pollo en la cerveza, cada cocinita le da su encuentre personal en el cambio de algún ingrediente. La manzana que agrego es el sustitutivo de la harina como espesante, (siempre y cuando puedo la suprimo).

Elementos para 4 personas:

  • 8 muslos de pollo o un pollo entero
  • 2 dientes de ajo
  • ) 4 zanahorias

  • 1 pimiento colorado
  • tomillo y romero secos
  • 2 hojas de laurel
  • de oliva

  • sal y pimienta
  1. Si usamos un pollo entero, espequemos las pechugas. Si no, tenemos la posibilidad de usar de manera directa unos muslos de pollo y pasamos de manera directa al segundo paso (como yo he hecho).
  2. En una cazuela alta, ponemos un chorrito de aceite a calentar a fuego fuerte En el momento en que esté ardiente agregamos el pollo y lo sellamos por todos y cada uno de los lados. La iniciativa es dejar que tome color, pero dejándolo crudo dentro suyo. En suma, unos 3 o 4 minutos de cocción. Pasado el tiempo, retiramos el pollo y reservamos en un plato.
  3. En exactamente el mismo aceite donde hemos sellado el pollo, agregamos los dientes de ajo, las cebollas y el pimiento colorado. Estos elementos bien picados. Agregamos asimismo las zanahorias pero, en un caso así, cortadas en rodajas finas. Salpimentamos y removemos frecuentemente, mientras que dejamos cocinar a fuego despacio unos 15 minutos.
  4. Pasado el tiempo y con la cebolla ahora bien transparente y la zanahoria medianamente cocinada, agregamos ámbas medidas de cuchara de harina. Esta harina, va a dar después a la salsa de nuestro pollo en la cerveza un cierto «cuerpo». Proseguirá siendo en la mayoría de los casos líquida pero va a tener alguna rigidez, que «va a llamar» mucho más al ojo y también incitará mucho más a untar con pan. Combinamos todos y cada uno de los elementos y también integramos la harina con la verdura. Dejamos cocinar 2 minutos mucho más a fuego despacio
  5. En este momento volvemos el pollo a la cazuela. Ingresamos asimismo los jugos que haya podido dejar caer en el plato. Agregamos el tomillo y el romero, las hojas de laurel y cubrimos todo con espléndida proporción de cerveza. Como afirmaba, la felicidad de este plato está en la cerveza. Y cambiará bastante del tipo que uses. Cuanto mucho más fuerte sea, mucho más amargo va a quedar el plato. Puede efectuar esta receta múltiples ocasiones, probando con diversos tipos de cerveza. No obstante, si no disfrutas la comida con bastante gusto, empieza usando una cerveza rubia. Una normalita. Eso sí, por el alcohol no se preocupe. Se evaporará completamente todo en la cocción.
  6. Combinamos y también integramos bien todos y cada uno de los elementos con una cuchara y dejamos cocer a fuego despacio unos 45-50 minutos, hasta el momento en que la salsa reduzca y espese, haya concentración de sabores y el pollo quede completamente cocinado y tierno.

Preparación del pollo en la cerveza

  1. Retiramos la piel y restos de grasa de los muslos de pollo. Pelamos y cortamos en dados las cebollas.
  2. En una olla calentamos 4 medidas de cuchara de aceite de oliva y agregamos los muslos de pollo. Doramos la carne para sellarla hasta el momento en que adquiera color por todas y cada una de las caras. Retiramos a una fuente y sostenemos el aceite sobrante de la olla.
  3. En exactamente la misma olla y con el aceite que hemos empleado para dorar los muslos de pollo, sofreímos la cebolla troceada en dados. Sostenemos la temperatura media alta y cocinamos la cebolla a lo largo de unos 20 minutos, hasta el momento en que esté bien blandita.
  4. Agregamos las hojas de laurel, el tomillo, la mostaza y salpimentamos. Removemos para integrar los elementos y también incorporamos los muslos de pollo que disponemos reservados. Regamos con la cerveza y completamos con el caldo de pollo o el agua. Dejar cocer, con la cazuela tapada, a fuego medio a lo largo de 45 minutos. En este punto destape la cazuela y concluya la cocción a lo largo de 40 minutos mucho más.

Este plato lo tenemos la posibilidad de acompañar prácticamente de cualquier cosa, patatas cocidas o fritas, arroz o pasta, alguno de las opciones son idóneas para gozar de un saboroso y aromático guiso de pollo.

Deja un comentario