que pasa si me tomo una cerveza con antibiotico

La multitud tiene mucha fe en los antibióticos. Su irrupción tras el hallazgo de Alexander Fleming en 1928 ha servido como entre los adelantos mucho más esenciales de la narración de la medicina puesto que consiguieron realizar en frente de procesos infecciosos que hasta principios del siglo XX ponían bajo riesgo la vida de la gente . Pero cerca de los antibióticos asimismo hay una aureola de mitos y opiniones que es requisito aclarar. Una es que frente cualquier situación de fiebre hay que tomar antibiótico, lo que es falso puesto que carecen de acción frente a los virus y un mal empleo puede lograr que nuestro cuerpo desarrolle resistencias. Otro mito que existe es que si se toma alcohol mientras que se está en régimen con antibiótico, estos dejen de accionar.

Seguramente lo habrás escuchado en más de una ocasión: si andas tomando antibióticos no puedes tomar alcohol. Esta oración, prácticamente tan escuchada como la del Paracetamol y mucha agua está asentada en la sabiduría habitual. ¿Pero esto es verdad? ¿Qué sucede en el momento en que combinamos antibióticos y alcohol?

Avance LADME del alcohol

Como cualquier substancia que entra en el organismo, el alcohol padece el avance LADME (Liberación, Absorción, Distribución, Metabolismo y Excreción), particularmente, como este se administra vía oral en forma líquida no necesita liberación, experimentaría el avance ADME.

Al consumir etanol, este se absorbe por difusión pasiva (80% intestino angosto, 20% estómago) merced a su bajo peso molecular y naturaleza anfolítica. La agilidad de absorción va a depender del género de bebida, la concentración de alcohol, la vascularización de la zona, la toma simultánea de alimentos, las enzimas metabolizantes y la genética del sujeto.

¿Qué ocurre al combinar Alcohol con Azitromicina?

Lo que puede suceder al tomar Azitromicina y Alcohol es que vas a tener considerablemente más opciones de padecer los próximos resultados consecutivos:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Dolor estomacal.
  • Cefalea.
  • Modificaciones Hepáticas.

Resistencia a los antibióticos: el riesgo oculto

Es posible que mucho más de un individuo mientras que lea esto crea que una absorción mucho más lenta del fármaco no sea algo malo si el premio es gozar del alcohol a lo largo de la Navidad en lugar de un tanto mucho más de mal de garganta. No obstante, que el antibiótico no se absorba apropiadamente puede ir relacionado a entre los mayores problemas médicos pública de todo el mundo: la resistencia a los antibióticos.

Deja un comentario